.vc_custom_1629299466575{margin-right: -20px !important;}.vc_custom_1629299450200{margin-left: -20px !important;}.vc_custom_1641912896541{margin-right: 20px !important;margin-left: -20px !important;}

Trucos para ahorrar calefacción en invierno

En invierno, la mayoría de las personas comienzan a encender sus sistemas de calefacción para mantenerse cómodos. Por esta razón, es importante asegurarse de no desperdiciar energía y ahorrar tanto como sea posible, ya sea para ser amigables con el medio ambiente y con el bolsillo. Aquí algunos trucos para ahorrar calefacción en invierno.

Los meses de invierno traen muchos días de niebla y frío. Las estaciones frías pueden ser difíciles para el sistema de calefacción de tu hogar. Además, los días más oscuros hacen que sea más difícil ahorrar energía.

Pero hay algunas cosas simples que puedes hacer para asegurarte de que tu hogar se mantenga cálido y acogedor este invierno.

Aprovecha las entradas de luz:

Asegúrate de que tus cortinas estén cerradas por la noche y ábrelas por la mañana para dejar entrar la luz del sol, ¡es gratis! Lo ideal es que la luz natural ingrese en las horas centrales del día. Notarás como la sensación de frio en tu casa disminuirá como la factura de electricidad. Si usas cortinas o persianas ábrelas en el momento de más calor del día, y posteriormente ciérralas gradualmente para conservar el calor natural en tu hogar.

Los electrodomésticos:

Las máquinas que desprenden calor pueden ser un aliado perfecto para tu hogar en invierno. El lavavajillas, la secadora o el horno, pueden ser una fuente de calor mientras los estamos usando y déjalos abiertos cuando estos hayan finalizado su tarea. También te sugerimos reemplazar los electrodomésticos viejos e ineficientes por otros nuevos, pues los antiguos pueden gastar más energía.

Haz el uso adecuado de las alfombras:

El uso de alfombras puede ayudar a mantener nuestra casa más cálida El uso de alfombras puede ayudar a mantener nuestra casa más cálida, ya que  brindan calor y aislamiento. Las alfombras son una forma económica de ahorrar en costos de energía. Ayudan a reducir la cantidad de calor que se pierde de tu piso y superficie, lo que a su vez reduce la cantidad de energía necesaria para la calefacción.

La tela de una alfombra también juega un papel importante ya que aísla el piso y las superficies del aire frío y las corrientes de aire. Esto se debe a que la tela atrapa el calor y evita que se escape. El grosor, la longitud y el peso de la alfombra también pueden ayudar a atrapar el calor.

Por otro lado, esconder las alfombras que tocan el suelo alrededor de fuentes de calor como radiadores o rejillas de ventilación en la noche, esto evita que el calor se escape por debajo de ellos y mantiene las habitaciones más cálidas al reducir la circulación de aire.

Aislamiento:

Debes verificar muy bien tus ventanas, balcones y puertas para comprobar que no estén teniendo fugas y que por ahí se estén colando corrientes de frío que hacen que tu hogar permanezca más fresco. Sí notas que es así, no te alarmes; puedes taparlas con cinta aislante o sellarlas con silicona. Estas pequeñas grietas ponen a trabajar más la calefacción, lo cual deriva en que haya más consumición de energía.

Estos prácticos pero útiles consejos pueden cambiar tu estado de ánimo fácilmente, ya sea porque te sientas más confortable o porque al final del mes no te duela la cabeza con la factura de energía. Recuerda que si necesitas algún tipo de asesoría en cuanto al diseño o reforma de tu casa, puedes contactar con Marsapi y siempre estaremos felices de ayudarte.

  • /

Deja tu comentario

Tu correo no será publicado

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.