Cómo elegir el color de tus paredes

Las paredes de tu casa hablan y transmiten mucho sobre la personalidad y el estilo de quienes viven en ella. Es importante escoger un color que se adapte a tus gustos y que no se desvanezca con el paso del tiempo. Así que conoce cómo elegir el color de tus paredes de manera sencilla.

Vale la pena invertir algo de tiempo y esfuerzo en la elección del color para tus paredes para asegurarse de tomar la mejor decisión, ya que no es solo una cuestión de preferencia personal, hay reglas y tendencias que hay que tener en cuenta.

Lo más importante para elegir el color de tus paredes

 

– Debes definir cuál es tu objetivo para este proyecto, ya sea refrescar la apariencia, evocar ciertas emociones o crear un estilo completamente nuevo y único.

– Es importante determinar cuál es tu personalidad. De esa manera, podrás encontrar una paleta de colores que se adapte tanto a tus gustos como a tu estilo de vida.

Analiza qué tipo de estado de ánimo deseas evocar y elige los colores. Por ejemplo, si lo que quieres es una atmósfera intensa y oscura, selecciona colores rojos o negros. Si estás buscando algo más neutral y relajante, opta por colores verdes o azules.

– Determina el propósito de casa espacio y su uso.

Los colores evocan diferentes estados de ánimo y emociones:

El blanco está asociado con tranquilidad y pureza.

El rojo, se relaciona con el poder y la calidez.

El azul es calmante y relajante.

El verde es refrescante y terroso.

El amarillo puede ser alegre o estimulante según el tono de amarillo utilizado.

El Negro proyecta elegancia autoridad y fortaleza.

El gris, genera la sensación de equilibrio y sofisticación.

CÓMO ELEGIR EL COLOR DE TUS PAREDES

Debes tener en cuenta algunos factores antes de elegir un color para pintar tus paredes. Debes pensar en:

1) El estilo y la temática de tu espacio

2) La iluminación de la habitación

3) Su preferencia personal

4) La época del año

5) Restricciones presupuestarias

tipos de colores para casas

Si deseas hacer combinaciones de color, debes asegurarte de que se complementen entre sí. Una forma común de hacer esto es usando la rueda de colores.

Hay muchas combinaciones posibles, pero las más comunes son: blanco, azul y rojo.

El blanco, el azul y el rojo son lo que llamamos colores complementarios porque la rueda de colores nos dice que se ven bien juntos.

El azul complementa al blanco porque equilibra su brillo con un tono frío.

El blanco complementa al rojo porque agrega un poco de calidez a los tonos brillantes del rojo.

Introducir un nuevo color en tu hogar puede ser una forma divertida de cambiar el espacio y darle un aspecto fresco sin gastar demasiado tiempo o dinero.

En Marsapi contamos con los expertos que te asesoran en todo el proceso, así que no dudes en ponerte en contacto con nosotros.